Mr. Connery

L.t. Saved

Father Johanssen

Hoss Waker

Dr Frank Sullivan

Oso Grande McGregor

Colonel Wells

LUGARES

Clearwater Mountains

Wichi Hihata

Abdel Hazir

Robert Jones

Alias "Ohio"

John McGregor

Henry "Milkwaukee" Jones

George Titolah

Jimmy Silverstone

Charles Morgan Cabana

Profesor Johanssen

CLUB DIÓGENES LONDRES

Artefactos y libros

ARTEFACTOS:

LIBROS:

ENEMIGOS

VIVOS:
Abdel Hazir


DESAPARECIDOS:
Wichi Hihata


MUERTOS:

ALIADOS

VIVOS:

DESAPARECIDOS:

MUERTOS:

CRÓNICAS

1920

1921

1922

1923

1924

1925

ORGANIZACIONES

ALIADAS:
En activo:
Club Diógenes Londres




Desmanteladas:




NEUTRALES:
En activo:



Desmanteladas:



ENEMIGAS:
En activo:



Desmanteladas:

HISTORIA DEL CLUB

              En 1865 un grupo especial del ejercito de la unión dirigidos por el Coronel Wells: el doctor Frank Sullivan, el explorador Arthur Conan, el guía “Oso grande” McGregor, el padre Johansen, el Sr Connery, Hoss Waker y el Sargento David Saved.
            El grupo enviado para investigar la desaparición de un batallón en las montañas de Clearwater, Nebraska, se tuvieron que enfrentar a un incidente relacionado con un espíritu invocado por un chamán indio, la Wichi Hihata. El resultado final fue que el espíritu fue confinado de nuevo, pero no antes de poseer a John Wilkes Booth y matar al presidente Lincoln.
Tal experiencia motivó a los protagonistas de dicho lance a crear una organización dedicada a luchar contra las fuerzas ocultas y decidieron llamarla Club Diógenes bajo la cobertura como un club de gentlemen donde puedan leer la prensa sin distracciones, pues la principal regla és el silencio. Solo es permitido hablar, si es necesario, en el Salón de Extraños. Naturalmente esa es la imagen pública de un club de personas con intereses en el conocimiento de lo oculto. Los miembros originales siguieron combatiendo contra las fuerzas ocultas y en 1875 el ya General  Wells donó una propiedad suya en Arkham, Massachusetts, estableciendo la sede del Club Diógenes en los Estados Unidos de América.
Pocos años después el General Wells, hizo amistad con Mycroft Holmes y este fundó la versión inglesa del Club Diógenes de Londres en 1894, manteniendo la cobertura de su club homologo e Arkham, pero la mayor facilidad para encontrar textos antiguos o consultar con otros colegas extranjeros, la expansión del Imperio Británico y sus renombradas universidades y la revolución industrial, hicieron que rápidamente el Club de Londres se desarrollara plenamente en todo su potencial, y los mayores investigadores de lo oculto, y los sabios más renombrados se encontraran allí.
Mientras tanto en América, el Club siguió, desde la discreción, interesándose por lo oculto y combatiendo aquello que fuera peligroso, pero bajo el apoyo de Londres, consultando muchas veces fuentes de Londres y enviando allí objetos peligrosos para su análisis y/o almacenamiento).
Tras años de investigaciones y reclutamiento de otros investigadores, los fundadores dejaron el club en manos de otros patronos más jóvenes, que organizaron el club y consiguieron una destacada labor, fundamentalmente, en la primera mitad de la década de los 20, evitando incidentes como el de Coppertown, (Nuevo Méjico), la frustrada invocación de Nyarlathotep en Arkham, exorcizando la Mansión Whitely, y el desmantelamiento de varias sectas.

Lamentablemente una serie de factores desestabilizaron el club la segunda mitad de los años 20. Muchos de los investigadores más importantes perdían su cordura en el mejor de los casos cuando no perecían, como el vidente Robert Jones en Coppertown, o George Titolah en Alabama. El desastroso desenlace de una investigación el año 1925, luchando contra un supuesto vampiro llamado Abdel Hazir acabó con la muerte de un equipo completo compuesto de  varios miembros importantes del club como Charles Morgan Cabana,  el periodista “Milkwaukee” Jones y  Frank Sullivan Jr entre otros, con el Profesor Johanssen (hijo del padre Johanssen, socio fundador) internado en una institución médica debido a un trastorno grave de su salud mental y John McGregor y Jimmy Silverstone desparecidos. Además el vampiro consiguió un artefacto conocido como “Piedra Lunar”.

Club Diógenes 1920: Miembros destacados

VIVOS:

Arthur Conan IV



CONVALESCIENTES


Profesor Johanssen


DESAPARECIDOS:

Jimmy Silverstone
John McGregor
Laura Palmer

MUERTOS:

Charles Morgan Cabana
George Titolah
Henry "Milkwaukee" Jones
Robert Jones

Arthur Conan Jr

Arthur Conan IV


Arthur Conan IV

1890 - Nace en Quebrada Honda, Perú. Hijo de Arthur Conan III y  Louise Doyle.
Su familia forma parte de una saga de exploradores y aventureros, tanto de los más remotos confines del mundo como de diversos misterios, ya desde su abuelo, Arthur Conan Jr., miembro Fundador del Club Diógenes (Boston).
Su padre siguió el oficio familiar de explorar y viajaba mucho, su madre también odiaba la vida sedentaria  y le llevaban a él a todas partes. Igual estaban 3 años en China, como 6 meses en  Cuzco, o tres semanas en El Cairo. Iban a donde les contrataban, pues era conocido que ir con un Conan guiando es sinónimo de sobrevivir al viaje.
Durante los primeros años mientras su padre guiaba expediciones,  él se quedaba con su madre cerca, y esta le proporcionaba una educación básica. Su abuelo Arthur Conan Jr., también les visitaba a menudo, siempre que su ya frágil salud mental se lo permitía. Mientras los demás niños escuchaban cuentos de Humty Dumpty, el  joven Arthur escuchaba historias de terror de su abuelo, como sobre la corte de Azathoth y la isla de Ryleh, así como sus innumerables aventuras.
                Ya en la adolescencia el joven Arthur Conan IV empezó a colaborar con su padre, descubriendo que este modo de vida lo llevaba en la sangre. De esta manera ,el joven Arthur Conan IV no obtuvo una educación académica convencional, sino que aprendió de sus padres y de las experiencias que viviría con ellos. La muerte de su abuelo le marcó profundamente en esa edad, con el paso del tiempo se había ido cerrando en él mismo y sus historias de terror, hasta estar dos años sin hablar, y morir de un día para otro.  El entierro se celebró en una tarde lluviosa de noviembre, y en  el aparecieron un sinfín de gente extraña. Entre las posesiones de su abuelo se encontró un sobre con un pequeño catalejo estropeado y una nota dejándoselo a su nieto con la condición que no lo arreglara.
A los 22 años, ya trabajaba por su cuenta, guiando sus propias expediciones y por todo el mundo. Pasaba meses perdido en el amazonas, las arenas del Sahara, el Himalaya o los Andes.  Era una evidencia que la saga de los Conan seguiría una generación más.
En 1917, con 27 años al entrar los EEUU en la primera guerra mundial se alistó en calidad de piloto en el 103º escuadrón aéreo de los EEUU, llegando a ser un as de la aviación con 9 derribos , pese a demostrar algo de habilidad pilotando, destacó más por su capacidad táctica y liderazgo. Dejó el ejercito al acabar la guerra.
En 1922 fue contratado con su padre para emprender una expedición  en Venezuela, sufragada por un millonario norteamericano llamado Winterfield, con la intención de subir a varios de los misteriosos Tepuys, buscando una esmeralda en concreto.  Tras subir a varios sin éxito en la búsqueda, en uno algo apartado y especialmente complicado de acceder,  tras llegar a la cima fueron atacados por unos animales alados de forma extraña. Toda la acción fue rápida, pero evidentemente no se trataban de animales de la zona. Su padre cayó al vacio, así como Winterfield, Conan IV se salvó al agarrarse en el último momento a una liana y caer en un hueco del tepuy  y quedar inconsciente varias horas.  Al despertar horrorizado bajó a buscar a su padre, y lo encontró agonizando.  Como él se agarró a algunas lianas y no murió al caer, pero el golpe fue lo suficientemente importante para provocarle una muerte más lenta.  Le susurró que le amaba y le dio una tarjeta de un tal Club Diógenes de Boston, así como una palabra: Byakhee. No sabía exactamente que había pasado, pero una cosa le quedo clara: un bicho que recibe 12 disparos de su rifle Springfield y no muere, no puede ser de este mundo…
Al regresar a Boston Arthur fue al Club Diógenes con la intención de averiguar sobre esas criaturas y la extraña palabra dicha por su padre. Cuando dijo su nombre le hicieron miembro inmediatamente y le explicaron que su abuelo habia sido miembro fundador del Club y un muy respetado miembro. La sorpresa del joven Arthur era mayúscula, él no sabia nada de eso. Se disponía a tratar de averiguar qué clase de Club era justo cuando recibió un encargo para llevar una expedición a Australia de parte de Anthony Cowles, antiguo amigo de su padre y no podía decir no. Así que junto al Dr Charles Morgue, Alan Grames, Sam Odessa, John Dashwod y Scott Mcgregor tomaron rumbo a Cucudgerie, Australia

Fundación del Club Diógenes


Miembros Fundadores:

Oso Grande McGregor