HISTORIA DEL CLUB

              En 1865 un grupo especial del ejercito de la unión dirigidos por el Coronel Wells: el doctor Frank Sullivan, el explorador Arthur Conan, el guía “Oso grande” McGregor, el padre Johansen, el Sr Connery, Hoss Waker y el Sargento David Saved.
            El grupo enviado para investigar la desaparición de un batallón en las montañas de Clearwater, Nebraska, se tuvieron que enfrentar a un incidente relacionado con un espíritu invocado por un chamán indio, la Wichi Hihata. El resultado final fue que el espíritu fue confinado de nuevo, pero no antes de poseer a John Wilkes Booth y matar al presidente Lincoln.
Tal experiencia motivó a los protagonistas de dicho lance a crear una organización dedicada a luchar contra las fuerzas ocultas y decidieron llamarla Club Diógenes bajo la cobertura como un club de gentlemen donde puedan leer la prensa sin distracciones, pues la principal regla és el silencio. Solo es permitido hablar, si es necesario, en el Salón de Extraños. Naturalmente esa es la imagen pública de un club de personas con intereses en el conocimiento de lo oculto. Los miembros originales siguieron combatiendo contra las fuerzas ocultas y en 1875 el ya General  Wells donó una propiedad suya en Arkham, Massachusetts, estableciendo la sede del Club Diógenes en los Estados Unidos de América.
Pocos años después el General Wells, hizo amistad con Mycroft Holmes y este fundó la versión inglesa del Club Diógenes de Londres en 1894, manteniendo la cobertura de su club homologo e Arkham, pero la mayor facilidad para encontrar textos antiguos o consultar con otros colegas extranjeros, la expansión del Imperio Británico y sus renombradas universidades y la revolución industrial, hicieron que rápidamente el Club de Londres se desarrollara plenamente en todo su potencial, y los mayores investigadores de lo oculto, y los sabios más renombrados se encontraran allí.
Mientras tanto en América, el Club siguió, desde la discreción, interesándose por lo oculto y combatiendo aquello que fuera peligroso, pero bajo el apoyo de Londres, consultando muchas veces fuentes de Londres y enviando allí objetos peligrosos para su análisis y/o almacenamiento).
Tras años de investigaciones y reclutamiento de otros investigadores, los fundadores dejaron el club en manos de otros patronos más jóvenes, que organizaron el club y consiguieron una destacada labor, fundamentalmente, en la primera mitad de la década de los 20, evitando incidentes como el de Coppertown, (Nuevo Méjico), la frustrada invocación de Nyarlathotep en Arkham, exorcizando la Mansión Whitely, y el desmantelamiento de varias sectas.

Lamentablemente una serie de factores desestabilizaron el club la segunda mitad de los años 20. Muchos de los investigadores más importantes perdían su cordura en el mejor de los casos cuando no perecían, como el vidente Robert Jones en Coppertown, o George Titolah en Alabama. El desastroso desenlace de una investigación el año 1925, luchando contra un supuesto vampiro llamado Abdel Hazir acabó con la muerte de un equipo completo compuesto de  varios miembros importantes del club como Charles Morgan Cabana,  el periodista “Milkwaukee” Jones y  Frank Sullivan Jr entre otros, con el Profesor Johanssen (hijo del padre Johanssen, socio fundador) internado en una institución médica debido a un trastorno grave de su salud mental y John McGregor y Jimmy Silverstone desparecidos. Además el vampiro consiguió un artefacto conocido como “Piedra Lunar”.